"Tormenta"

 

Observo el mundo desde mi ventana

y veo como se le nubla la vista al cielo

tornándose gris y melancólico,

abstraída con la transformación del paisaje

dejo mi escrito a un lado y abro el balcón.

 

En segundos todo se oscurece afuera

rompe en llanto el triste cielo,

la lluvia de sus desconsuelos rima

con los sentimientos de mi corazón.

 

Hay tormenta en el infinito cielo

y se avecina un gran huracán a mi alma,

no cierro los cristales a pesar que todo se moja,

hipnotizada admiro la maravillosa escena...

la piscina recibe latigazos de lluvia

y las palmeras gimen de miedo y tiemblan.

 

Deseo salir y bañarme con las lágrimas del universo

una sensación de purificación me invade,

imagino que el cielo se desahoga

tal como hago yo con el poema de nuestro amor.

 

El oscuro firmamento se siente solo

y suelta sus angustias en relámpagos y truenos

¡me siento tan identificada con él!

también llueve en mi alma y de mis ojos brotan lágrimas.

 

Ya no puedo distinguir mis letras...

dejo a un lado mi poema y ¡me abrazo a tu recuerdo!

 

Valeria Valoska

(Junio 3 del 2001, 10.a.m.)