“Te regalo mis sueños”

 

Cierra los ojos y dame tus manos

recibe mi regalo envuelto de felicidad,

 "olvidemos todo lo pasado"

  tu amor inesperado otra vez me ha ganado.

 

Hace tiempo dijiste que nací para amarte

¡no te equivocaste! sigo con mi soledad

¡mi alma rehúsa olvidarte!

hoy voy a brindarte lo mejor, 

lo imperecedero de mi ser

¡te regalo mis sueños!

 

Derrumbaste mis barreras

no naufragaste en mi tormenta emocional,

soportaste mis duras palabras,

persististe y me venciste.

    ¡Hoy te regalo mis sueños!

Escribe conmigo el epílogo...

de nuestro libro de amor,

¡siénteme! sigo siendo...

¡la misma soñadora de siempre!

Valeria Valoska

(Septiembre 10 del 2001, 2.43 a.m.)