PACTO SECRETO


Abro la ventana de mi vida
mientras recorro millas
por la autopista del recuerdo.

Observo las nubes
y hago un pacto secreto con el cielo,
le trasmito mis emociones
y vivencias profundas 
que mi alma guarda.

Todo un ramillete de experiencias
con colores y aromas variados;
tiempos de amor y cantos...
familia unida, amistades queridas
y también días de llantos,
separaciones y quebrantos.
Falsas promesas, arrepentimientos.

Deseo arrancar las costras abrir todas las oxidadas cerraduras del dolor,
a mis penas pasadas
les compré un pasaje en primera clase,
vuelo directo al firmamento...
El cielo cómplice se ofreció
y organizó la tripulación.

Contagiado con mi estado de ánimo
lanzaba truenos, rayos y lluvia 
por unos minutos
y el sol radiante se vistió de celeste.

Hoy valió la pena andar tantas millas,
el camino recorrido fue más hermoso 
que la venta que realicé.
Cerré un gran contrato de trabajo
y... ¡sellé un pacto secreto con el cielo! 

Miércoles 18 de Julio 2001
(9 p.m.)

Valeria Valoska