"Misterio"

 Misterioso cantor
de mis sueños de amor,
te has convertido
en el domador
de los latidos de mi corazón.

Tus ojos aletean coquetos
anidando cada noche en mi espalda,
mi alma ingenuamente se eriza
cuando tus labios la electrizan.

Misterioso peregrino
de mis nuevos caminos,
atrapas mis pensamientos
desde que amanezco plena de energías
hasta cuando me acuesto rendida.

Estrellitas de emoción
brillan en el cielo de mis ansias,

me desconozco evocándote
y preguntándome a cada instante...

¿Qué misterio encierran tus bellos ojos?

Valeria Valoska
Viernes Septiembre 27, 2002
(11.45 a.m.)