*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

 

 

 

"Isla desconocida"

Me miras con ansias de perpetuidad,
disimulas tu fastidio
si la llave maestra de mi sonrisa 
no abre las puertas de la intimidad.


Para ti sigo siendo esa isla desconocida
tan deseada y a la vez tan temida,
emociones contrarias invaden tu alma
y solo atinas a revolver mis entrañas.


Viajas a dimensiones desconocidas
con el dulce veneno de mi cercanía, 
activas el volcán dormido de mis deseos
al querer moldear mi cuerpo a tu medida. 

Lames mi mano e intuyes que te amo,
tiernamente besas mi hombro
y flotamos con la embriagante sensualidad.


El temor a enamorarme me paraliza, 
cruzas la frontera de mi pudor
con ese ingenuo descaro tuyo...
es cuando me marcho hiriéndote sin desearlo
aunque soy yo la que muere dejándote.

Te deseoo tanto y sin embargo
no me atrevo a ser la protagonista 
de esta historia irremediable,
no importa si es amor...
un amor sin tiempo ni espacio
que a los dos duele tanto!

Tus olas seguirán seduciendo mi arena
nos ataviaremos de una hipócrita discreción...
hasta que tu sonrisa rompa mis barreras;
me mimarás como un enamorado
y yo extasiada te querre a mi manera.


Valeria Valoska
Viernes Junio 27, 2003
(12.25 p.m.)