"Espejo de letras"

Eres una nave a la deriva 
en el Olimpo de mis pupilas,
tu clara mirada de mar
recorre el pedregoso camino 
al último latido de mi corazón.

El poder de un frágil juego
despojó con fuerza mi cariño,
como planetas errantes
giramos en la cruel órbita 
de la indiferencia.

Temo por la cordura
de nuestra ilógica relación,
el sueño trasciende 
la senda del deseo
y siento como se poseen 
nuestras mentes desde lejos;
te ofrezco un lugar 
en la realidad de mi corazón
más allá de las penas o el dolor.

El abrazo del silencio
es la prueba de fuego 
que el tiempo astuto... 
nos impone para sanar heridas,
tal vez estas letras 
son el reflejo espejo 
del amor que por mi todavía padeces.


Valeria Valoska
Viernes Diciembre 6, 2002
(5,15 a.m.)