"Cómplice Adicción"

Más allá de las caricias
y palabras que entona tu voz
con el sutil arte que me atraes,
me pierdo en el vacío horizonte
de tu indescriptible mirada.

Busco una razón que no encuentro
algo hierve en mis recuerdos,
al sentirme prisionera
de las llamaradas locas
del incendio con que me miras.

Tu y yo pintamos la noche
de multicolores sensaciones;
en madrugadas como hoy recojo vivencias
de la misteriosa conexión que hay
entre la abrasión de tus miradas
y el palpitar de mis entrañas!

Me niego a seguir dándole vida
a esta cómplice adicción...
en medio del vértigo, humo y ruido
donde incitas mis deseos.

Huyo despavorida del precipicio
al que me conducen tus besos;
deseo vacunarme contra el virus
de amor prohibido que siembras
en la tierra de mis sueños.

Valeria Valoska
Lunes Marzo 31, 2003
(3.53 a.m)