"Besos a escondidas"



Rescataste mis besos 
congelados en el olvido
con el pulso agitado 
de tu boca traviesa,
calmé el latido de tus venas 
con el mágico sabor
   de mis labios
y en la noche inolvidable
se hicieron el amor
mis versos y tu canción.

Tu alma sedujo a la mía 
  huyendo al bosque encantado 
de las fantasías,
 te convertiste en un valiente quijote
y yo en la única dulcinea de tus noches,
 nos sentimos felices 
  viviendo lo que antes solo imaginamos.


El destino nos confunde
y el cariño es el imán que nos reúne...
cada vez que arrullas mi corazón 
con la dulce energía de tu voz.


Desperté de madrugada
con la sensación de estar enamorada... 
 inquieta reviví los besos a escondidas
que me regaló la vida...

... hace solo un par de días. 

Valeria Valoska
Sábado
15 Marzo, 2003
(3.39 a.m.)