"Arrullándome a mi misma"

Una sabia recopiladora de tesoros como yo
no permite que el azar o las circunstancias la devoren;
por eso coloreo inmediatamente el paisaje de mis emociones
con la maravillosa energía de los siete rayos,
 me abrazo a la partícula de Dios que vive en mi corazón.

Realizo mi Big Bang personal volviendo al origen,

mientras evoco las maravillosas experiencias de mi vida...
una misteriosa hada o un travieso duende
reúnen las piezas de mis proyectos
con las de mis eternos sueños.

Como por arte de magia
cada fragmento de mi alma y cuerpo
encajan perfectamente con mis acciones y sentimientos;
son los ingredientes mágicos
de un próspero y amoroso presente.

¡No hay nada más hermoso que realizar lo eternamente deseado!



Valeria Valoska
Gijón Octubre 7, 2009
(2.15 p.m.)