"Mi Aprendiz de Hombre"

 

Nació poeta y le cuesta ser feliz,

tiene la belleza y grandeza

del alma creadora y vibrante

a veces prisionera de su propia pasión.


   
Desde la profunda nostalgia

hasta la risa mas contagiosa,

busca su destino sin rumbo alguno;

las mareas de su propio corazón

empapan y golpean fuerte a su mente.


Se cree que es aprendiz de poeta,

sentado entre las palmeras y la arena

conversa embelesado con la luna llena,

es un hombre increíble creando poemas...

pero... ¡es un niño grande jugando con la vida!

 

 Valeria Valoska 

Miami, marzo 31, 2001