"Alas de fuego"

 

Me encuentro inmersa 
en la acogedora galaxia 
de la soledad de mi casa,
la noche de ayer danza
en un vendaval de letras
y eres el primero 
que baila en mi poema.



Con multicolor candor
evoco pedacitos de ayer,
fuimos unos niños caprichosos
en silencioso duelo con sus egos.


Anoche no floté en tu melodía,
ni jugué con torta de chocolate 
tampoco me abrigué con un café,
la noche olía a vino rojo
y mis ojos asustados descubrieron
cuervos en tu oscura mirada.

 

Dejé muda a la noche
alejándome de ti,
quise oír la música del tiempo
con su rítmica brisa me dijo: 
para volver a sonreír
y despertar otra vez feliz 
debo retomar mi camino
y volar con alas de fuego.


Valeria Valoska
Jueves Octubre 17, 2002
(8.30 p.m.)