"Adiós al rey"

 

Llegó el día de la despedida partió el rey....

del reino del amor que habitamos por milenios;

¡no estoy sola! a diario paseo con mis hijos por el bosque de mis hadas,

por ellos la alegría se estacionó para siempre en mi vida.



Hoy como ayer mi corazón ya no espera una señal de él,

en algún lugar sin tiempo tal vez...

de un día cualquiera que nunca será nuestro mañana,

a mi presente lo sembraré paciente y creativamente.


La princesa que vive en mí sabe que el amor

es una estrella fugaz pero de luz infinita,

aunque mi cariño por el rey murió de tristes ayeres,

sé que el cosmos me regalará la mágica presencia de mi llama gemela.



Pasan los días minuto a minuto uno detrás de otro,

entre sol y sombras llanto y sonrisas compartidas...

empiezo a recuperar  mis sueños de mujer,

¡y de la niña que nunca dejaré de ser!

resumo lo infinito en la llama ardiente de este poema...

que hoy brota de la nieve de un pasado que ya... ¡me es indiferente!
 

           Valeria Valoska       
   (escrito en Miami, Florida, abril 21, 1999)

 (inspirado en los últimos escritos de mi diario, enero 11 de 1,981)