"Amarga ausencia"

 

Sembraste poemas en mi corazón

que germinaron de bellos colores,

los regué y alimenté con mis fertilizantes sueños.

 

Traté de extirpar tus días grises

con mis locuras, bromas y risas,

a puros besos te insufle vida

y volaste alto a mi lado,

descubriste una nueva galaxia de emociones ...

 ¡el dolor por fin te dejó en libertad!

 

Sonreías entre mis soles y tus tinieblas,

a diario mi ternura le hacía jaque mate

a tu pavor de enamorarte;

 hoy...no resisto el amargo sabor de tu ausencia,

te fuiste cuando soy yo la que se siente triste.

 

¿Dónde está el mundo que era solo nuestro?

gracias por la forma de hacerme ver...

“que nuestro futuro acabó en el ayer”

Me has regalado lo único a lo que eres fiel: "Dolor".



Valeria Valoska

Miércoles Septiembre 19, 2001
 (5.p.m.)