A Tí que Vives en Mi


Lo trivial se convirtió
en necesidad fundamental,
tan lejos el uno del otro...
y hoy te siento tan cerca.

Un beso robado en la arena
el amor danza de nuevo a nuestro lado,
mágica unión de cuerpos y almas
en la playa de nuestras vidas.

El tiempo hoy nos observa
no escribo más en tu piel,
nos recuerdan hasta las nubes
y mansas olas de silencio nos cubren.

Me amas en sueños
y despierto deseando verte,
perderme en tus ojos transparentes
como siempre...como antes... eternamente.

¿Dime cariño porqué es tan difícil olvidarte?


  Para ti que siempre vivirás en mi...

Valeria Valoska
Domingo Oct. 7, 2001
(7.30 p.m.)

tambien en Mecenas, sección Escritores Diciembre,2001